Embalse de Escales, un diamante en bruto: Actividades a realizar

Turismo sostenible en el Congost de Mont-rebei
28 mayo, 2019
congost-montrebei_noguera
Río Noguera Ribagorzana, entre Cataluña y Aragón
23 octubre, 2019
Mostrar todo

Embalse de Escales, un diamante en bruto: Actividades a realizar

Construido en el año 1955, el embalse de Escales posee su presa en el pueblo de Sopeira (Huesca), llegando hasta El Pont de Suert, con 8 km de longitud. Una gran presa con una increíble ladera al sur, de estratos prácticamente verticales, llena de cuevas y nidos de águilas, buitres, alimoches, quebrantahuesos, y, otras aves carroñeras, dibujando un espacio lleno de encanto.

Un bellísimo pantano de aguas turquesas y transparentes rodeadas de paredes rocosas, que resultan ideales para la práctica de una amplia variedad de actividades acuáticas como el kayak. Pero además, sus majestuosas montañas, sus exuberantes bosques y sus curiosas formaciones rocosas invitan a los aficionados al senderismo a dar un paseo por los alrededores para deleitarse con sus espectaculares paisajes y contemplar las impresionantes vistas desde sus miradores.

Actividades acuáticas

Sus desafiantes cimas y la calidad del Noguera Ribagorçana convierten al embalse en uno de los mayores atractivos de la zona. Para los aficionados de las actividades acuáticas y del turismo activo se abre la posibilidad de practicar kayak con Intrepid Kayaks.

Escalada

También constituye un verdadero paraíso para los amantes de la escalada, que encontrarán un lugar perfecto para dar rienda suelta a su pasión. Uno de los mejores puntos para ello es la pared que se levanta junto a la presa, en la que se ubican las escaleras excavadas en la roca que dan nombre al embalse y que cuentan con distintos senderos aptos para todos los niveles. Por otro lado, en el mismo pueblo de Sopeira, es posible escalar el Pic de Sant Cugat, que proporciona unas vistas fabulosas del valle donde se encuentra en embalse.

Barranquismo

A unos 20 minutos en coche del embalse, se encuentra el Viu de Llevata, cita imprescindible para los aficionados al barranquismo. Un pequeño pueblo en medio de un valle que toma forma de barranco y que posee diversas pozas naturales, rápeles y toboganes.

Senderismo

Los restos supervivientes de las edificaciones que quedaron sumergidas en el pantano aún resisten entre la maleza, creando un aura de misterio en un lugar al que se puede llegar haciendo una ruta de senderismo. Otro punto de gran interés es el monasterio de Santa María de Alaón, de estilo románico, cuyas piedras han quedado perfectamente integradas con el entorno y el pantano de Sopeira.

Ya en El Pont de Suert, las alternativas de ocio siguen aumentando. Una zona ideal para la práctica de todo tipo de actividades acuáticas y de montaña, aprovechando la amplia oferta del río Noguera Ribagorçana. Además, posee una gran red de senderos muy interesantes para descubrir su bellísimo entorno. Uno de los mejores es el Camí del Cap de la Faiada, que se inicia en la fuente del pueblo fantasma de Montiberri, adentrándose en la montaña de la Faiada de Malpàs, que destaca por su gran riqueza de fauna y flora.

Ruinas del Monasterio de Santa María de Lavaix

Los amantes de la historia y la cultura también encontrarán en este lugar encantos con los que deleitarse, como las ruinas del monasterio cisterciense de Santa María de Lavaix. Su estructura de piedra quedó oculta bajo las aguas del pantano cuando este se construyó, al igual que el pueblo de Aulet, el antiguo puente de Celles y parte del pueblo de Casterner de les Olles. Sólo cuando el agua desciende es posible admirarlos.